miércoles, 22 de febrero de 2017

Cruces y Probabilidades 101

Recientemente leía en un foro que uno de sus miembros decía que de un cruce entre n macho con moñas y una hembra de cabeza lisa había obtenido tres polluelos con moña de los cuatro, recordé entonces otros comentarios que he escuchado en el pasado: 

- Ese macho da solo hembras -


y otros por el estilo donde se establecen conclusiones a veces con una vehemencia desproporcionada a partir de análisis puramente empíricos. 

Obviamos entonces la estadística y la teoría de probabilidades que es la que usada, por ejemplo, para describir el producto de un cruce entre dos canarios.

Usando el ejemplo del cruce entre un macho con moña y una hembra de cabeza lisa, la teoría dice es que habrá un 50% de los individuos que presentaran moña y el otro 50% cabeza lisa. Para una nidada compuesta por cuatro individuos todas las posibles combinaciones (espacio muestral) son (siendo M pollos con moña y L pollos con cabeza lisa):

{MMMM,MLLL,MMLL,MMML,LLLL,LMMM,LLMM,LLLM,LMLM,LMML,MMLM,MLLM,MLML,LMLL,MLMM}


En esa muestra de 4 pichones solo en dos ocurre que el 50% de los pichones poseen moña. El tamaño de la muestra (un cruce) no es estadísticamente representativo y si repitiéramos el cruce (experimento) un número suficiente de veces, la tendencia resultante sería 50% Moña y 50% Lisa. 

Las probabilidades descritas en los cruces son simplemente eso, probabilidades que en el caso de 50% denotan la misma probabilidad de ocurrencia en una muestra grande pero quizás irrelevante en muestras pequeñas que son con las que solemos trabajar los criadores.

martes, 14 de febrero de 2017

Comienza la temporada de cría 2017

4 pichones del 2017, entre ellos 2 brunos plata
Ayer, 13 de marzo,  nacieron los primeros pichones del 2017, ocho para ser exactos, es la primera vez que empiezo a criar tan tarde, este año ha sido porque prácticamente he estado en España hasta mediados de enero. Afortunadamente solo un par de hembras se adelantaron. 

Después de analizar las voces he tenido que reforzar las voces a través de la incorporación de varios ejemplares que he escuchado previamente y en los cuales tengo fe.
 A diferencia del pasado año donde crié cerca de 80 pichones, este año tengo como objetivo criar alrededor de 40 pichones, que es la cifra de ejemplares manejables de acuerdo a mi disponibilidad de tiempo. 

los 3 primeros
El 2016 se convirtió en una pesadilla al momento del enjaule ya que de los 80 pichones unos 55 fueron machos, demasiados.

 Como de costumbre, la base son 14 hembras y 6 machos, criando solo con la hembra con la excepción de una pareja ya que solo planeo usar el macho con esa hembra, si los números no fallan y con un promedio de 2.5 pichones x hembra y una sola puesta, debo llegar a unos 35 pichones. 


 A diferencia de otros años la tasa de fertilidad es muy alta, quizás por la debida preparación de los machos con complejo B a diario y de complementos vitamínicos E dispuestos en el pastón de cría. Veremos cómo se desenvuelve la temporada que apenas se inicia. 

sábado, 11 de febrero de 2017

Balance de temporada 2016


Aunque ya estamos en febrero del 2017, por distintas razones, no había escrito sobre la temporada 2016, entre ellas cierto desánimo por algunas circunstancias que me tocó enfrentaren el año, y que no vienen al caso nombrar, y por otro lado la dedicación a un trabajo que espero pronto difundir. La temporada de cría del 2016 comenzó con una serie de infortunios ya que tres de los cuatro machos con los que iba a reforzar las voces originalmente murieron antes de viajar, ¿mala suerte o destino? ¡Qué importa! Sumado a esto dejé mis pájaros base en España ya que me había comprometido con un buen amigo y traté de hacerme de otros ejemplares de valía a última hora, que oportunidad de oro para algunos para respaldar las palabras con hechos, algo que no pasó pero que sirve para validar una vez más que los euros pueden más que todo para algunos criadores.

Afortunadamente un par de amigos de CTEM me echaron un cabo a última hora y pude contar con un par de machos, y a estos dos sumados a otro par del 2014 les tocó actuar como padrotes, había un riesgo en las voces resultantes que de forma colectiva venían bajando en mi aviario, en la dirección contraria a la que me quería encaminar. Este año críe en el aviario, eduque parcialmente en otra habitación y luego retorné los noveles al aviario en busca de suministrarles algo más de luz y de ventilación. Error. Pero lo que no se prueba no se aprende. Ese movimiento descontroló el proceso de aprendizaje de varios de los pichones y los expuso a las aves que visitan mi jardín todos los días, que lejos de ayudar perjudican con sus estridencias, sonidos rasgados y graznidos en algunos casos.

Habiendo tenido sumo cuidado con el proceso de enjaule, al menos una docena de machos apuntaban a grandes cosas adornados de cuantiosos floreos y un trío de compuestas de no menor valía. Al cabo de tres semanas y de la noche a la mañana, uno de los ejemplares que mejor se desempeñaba y que consideraba ya con el canto a punto de cristalizarse comienza a dar un par de notas desagradables que en menos de un día se propagan al pico de otro trio. Los aíslo tan rápido como puedo, quedando limpios unos tres ejemplares con los que trabajo intensamente, cada uno tiene algún detalle que no me termina de convencer: a uno le falta voz, otro es espectacular, pero se ceba con un par de giros y el tercero se apoya con insistencia en notas continuas para dar los floreos cuando le placía. Buenos ejemplares, sí, pero cuando se tiene un tiempo trabajando el nivel de ambición en términos de resultados se eleva produciendo frustraciones ante los imponderables, infortunios o consecuencias de los errores cometidos.


Más que los resultados de un concurso, que como a todo el mundo a uno le gusta premiar, me preocupaban dos cosas:  a) que el trabajo que uno realiza además de complacerme a mí guste y b) que el nivel del aviario en términos de voces y dicción suba.  Después de todo es un año de trabajo que se va por la borda, un año de esfuerzo de mucho tiempo dedicado y sacrificios. Al final y para resumir uno de los tres pájaros premió dos segundos y un cuarto premio, llegando de sexto en el mundial de Almería. En mi opinión ese ejemplar con un solo giro mas era otra historia, pero carecía del mismo. Los tres ejemplares se quedaron a criar en casa de un buen amigo en Valencia que espero les sepa sacar el debido provecho. 

Aunque no un mal año, tampoco fue para echar cohetes, pero para lo que definitivamente si fue es para  reflexionar sobre errores u omisiones y sobre todo para dejar evidencia escrita que ayude a otros a no cometerlos. 

martes, 31 de enero de 2017

Del pasado: Los períodos bio-rítmicos en la Canaricultura de Manuel Rodríguez Cruz


Este artículo de mediados de los 90's fue escrito por Manuel Rodríguez Cruz, destacado canaricultor de los años 50, juez, fundador de la ACE y uno de los protagonistas de la redacción del primer código de canto del canario timbrado español. Estoy algo familiarizado con el tema ya que mi padre era un apasionado de las carreras de caballos que se celebraban todos los fines de semana, él programó el cálculo de los ciclos bio-rítmicos de cada ejemplar concursante en las semanas para elaborar su cuadro de apuestas, de más está decir que no hizo mayor fortuna con la aplicación en las carreras de caballos, ¿funcionará en los canarios?. Rodriguez Cruz lo explica.......






















Del pasado: Los minerales en los canarios por Manuel OMS